La escuela de fútbol de la CAI nació junto con la institución. Cada año más de 200 niños de 4 a 12 años asisten a este espacio de contención y deporte, donde aprenden los primeros conceptos básicos del juego.

La escuela es coordinada por el director técnico Mario Amado, quien está acompañado por Edgardo Pérez, Néstor Barrionuevo, Daniel Ramírez y Alberto Raillán. Funciona de lunes a viernes en turno mañana y tarde, en las tres canchas de Usos Múltiples que dispone la institución.

“Los chicos disfrutan en su crecimiento personal vinculado al fútbol. Ellos se divierten mientras van aprendiendo, y se van integrando con otros chicos”, sostiene Edgardo Pérez.

Horarios Clases

MAÑANA

  • Miercoles y viernes de 10 a 11 hs. (4 a 6 años)
  • Martes y jueves 10 a 11 hs. (7 a 9 años)

TARDE

  • 4 y 5 años Lunes y Miercoles de 17 a 18 hs
  • 6 y 7 años Lunes y Miercoles de 18 a 19 hs
  • 6 y7 años Martes y jueves de 18 a 19 hs
  • 8 y 9 años Lunes y miercoles de 18 a 19 hs
  • 8 y 9 años Lunes  y Miercoles de 19 a 20 hs
  • 8 y 9 años Martes y Jueves de 18 a 19 hs
  • 9 y 10 años Lunes y Miercoles de 19 a 20 hs
  • 10 y11 Lunes y Miercoles de 18 a 19 hs
  • 11 y 12 Lunes y Miercoles de 19 a 20 hs
  • 13 a 16 años Martes y Jueves de 19 a 20 hs. 

Inscripción $100.00 - Cuota Mensual $200.00 + Cuota de Socio $120.00 + Confección carnet $20.00

Objetivos Generales

Encuentren en la Escuela un clima en donde la afectividad constituya un valor prioritario.
  • Asistan a las clases con entusiasmo y el deseo de aprender, jugar y divertirse.
  • Integren junto a sus compañeros grupos solidarios y unidos en la amistad.
  • Se esfuercen por mejorar y progresar con dedicacion y esmero.
  • Logren asimilar consejos y buenos ejemplos, para tener en el futuro conductas que les permitan desarrollar una vida más natural, feliz y sin vicios.
  • Compitan, cuando llegue el momento, con espíritu de lealtad, con voluntad de jugar para ganar, pero con la firme actitud de rechazar la victoria a “cualquier precio”.
  • Se incorporen a la realidad social de estos tiempos habiendo recibido la mejor atención, respetando sus edades psicobiológicas, con nuestra intención manifiesta de haber comprendido, junto a ellos, una única y hermosa etapa de la vida, la niñez.